Sunday, June 15, 2014

Relatividad


“Cuenta las estrellas del Universo, multiplícalas por el infinito y sabrás cuanto te amo”

Encontré este grafiti en la pared del restaurante de los Badillo en Zapatoca, un buen lugar para degustar la cocina típica santandereana y escuchar la hermosa música colombiana interpretada por los hermanos Quintero Badillo.

Precisamente, a uno de los artistas que más ha contribuido a las canciones de enamorados, el mexicano Agustín Lara, se le atribuyen estas palabras en defensa de tan afectados discursos: “Soy ridículamente cursi y me encanta serlo, porque la mía es una sinceridad que otros rehúyen, ridículamente. Cualquiera que es romántico tiene un fino sentido de lo cursi y no desecharlo es una posición de inteligencia". Y miren quien lo dice, el creador de bellas canciones como María Bonita, Piensa en mí o Mujer Divina (bueno los nombres de las canciones ya muestran su inclinación), las cuales han grabado cientos de artistas, como en uno de los trabajos más recientes de Natalia LaFourcade, en su álbum Mujer Divina, un homenaje a Lara visto desde una óptica moderna, gran orquestación, acompañada de conocidas voces y unos arreglos que enamoran, por decirlo en palabras más concisas.

Leo con frecuencia El Blog de Matina, monteriana residente en Brasil, y sus narraciones siempre tienen algo que decir, una historia que contar. Las refuerza con comentarios de libros, películas, y canciones, recomendaciones que siempre valen la pena seguir. Precisamente hace unos días publicó una entrada llamada Sensibilidad, donde resalta esa cualidad del alma que nos acompaña a todos, pero que solo algunos permiten que emerja de su ser, mostrándose sin temor a ser acusado de cursi por decir unas bellas palabras, dedicar una canción de Lara o decirle a quien se ama, como bien lo expresa Benedetti:



“si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos”

Todo es relativo, no solo en la ciencia como lo dice Einstein, hasta el comportamiento humano lo es y por esto debemos evitar los prejuicios y las acusaciones sin fundamento. Cursis, pueden parecerle estas palabras a aquel personaje en “La canción de la abuela” de Piero, ese tipo que nunca se reía y al final, como dice la letra “lo internaron hace quince días”; seguro que no fue por una gripe. Sublimes, dirá quien está enamorado de la vida. Relatividad, eso es todo.
Post a Comment

Blogger news