Saturday, March 29, 2014

Reflejos


Ramona: ¿Conoces a Venditti?
Jep: Yo conozco a todos.
Ramona: Es muy bonito conocer a tanta gente.
Jep: No es garantía de felicidad.
Ramona: ¿La gente te ha decepcionado?
Jep: Yo he decepcionado.

Hay días en que la vida puede parecer solo un reflejo borroso, como el de esta foto en el Mercado Campesino de La Mesa de Los Santos, una ilusión que en lugar de hacerse más nítida, con el tiempo, se va tornando misteriosa. Algunas veces parece perderse entre la niebla, otros días resplandece bajo un sol como esos que solo se ven en El Caribe, nuestro bello caribe colombiano.

Sin duda, es más pesado el recuerdo cuando somos nosotros los que decepcionamos, no importa lo que los demás hagan, es cómo estuvimos en ese momento, cómo enfrentamos este reflejo que es la vida, por eso a Jep le preocupa más eso, decepcionar.

La Gran Belleza,  ganadora del Oscar a mejor película extranjera, tiene un buen guión, frases muy puntuales y de gran profundidad, acompañadas de ese fino humor del que está más allá de todo prejuicio, de todo mal. Encontrarse a las puertas de la vejez y ver que ha estado rodeado de un buen número de personas superficiales (¿ficción?), pasando las noches en discusiones de temas frívolos, rodeado de viciosos y “mujeres alegres”, como decían las abuelas, ponen a pensar a su protagonista, Jep (Toni Servillo), en los años por venir, cumple 65 y ve que es el momento de quitarse de encima esa banalidad de los que lo rodean.

Un último dialogo de la película, esta vez de Jep con la directora de la revista para la que trabaja como periodista:

Jep: ¿Qué haces esta noche, chérie?
Dadina: Como decía la gran de Blasi que me ha precedido en este puesto… esta noche haré dos cosas: Una sopa y echar un polvo.
Jep: Dos cosas en contradicción.
Dadina: Era lo que decía yo. Y ella me decía: “No, Dadina. No son contradictorias. ¡Son dos cosas calientes!”

Post a Comment
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...