Tuesday, November 12, 2013

Portillo


Un camino a las alturas en esta tierra roja y árida de Zapatoca, un portillo que impide el paso dando una ultima advertencia de parar y volver atrás. Quizás siempre están esos últimos avisos en nuestro camino cada vez que damos un paso trascendental, abrirla o no, buena o mala decisión, es un paso adelante y mirar atrás nos convierte en estatuas de sal, como le pasó a la mujer de Lot. Así es el camino a la vejez, una condición que debería ser premiada, porque es un privilegio de pocos. Hace ya un tiempo compre un libro de Juan Esteban Constain, Calcio, y aun no lo leo. Sin embargo he tenido la oportunidad de leer algunas columnas de este escritor que publica El Tiempo. Una de ellas la titula“Divino tesoro”, una apología a la vejez, “Si tienen un viejo al lado, óiganlo y grábenlo. Piensen que ese viejo fue un niño alguna vez. Sus recuerdos son el recuerdo del mundo. Toda vejez encierra un cuento, decía Cicerón en su célebre diálogo.”
Post a Comment
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...