Thursday, September 27, 2012

La vita è bella

Caminando por Guaduas, un pequeño pueblo de Cundinamarca lleno de historia por estar ubicado en la ruta de entrada al interior del país en la época colonial y ser cuna de la famosa heroína Policarpa Salavarrieta (La Pola), encontré esta singular tienda donde al parecer el tiempo se ha detenido y esta ahí para deleite de aquellos que aun recuerdan esos almacenes de pueblo donde vendían de todo lo que se necesitaba en la casa (que no era tanto como lo que se necesita hoy) como velas de cebo, cuchillas de afeitar Gillette, cabuya, aceite 3 en 1 y por supuesto una copa de aguardiente que se toma de pie mientras se habla con su propietario (me tome dos). Encontré algo que buscaba hace mucho y son unas ricas cotizas (o alpargatas) de fique para caminar en casa.
Pero lo que mas agrada de entrar en esa maquina del tiempo son sus propietarios, don Carlos y su jovial esposa (me arrepiento de no haberle preguntado el nombre) a quien le pedí su autorización para tomar las fotos y muy orgullosa me dijo que sí, que le gustaba eso, que tomaran fotos de su negocio.
Post a Comment
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...